Se oye libre- Audiocarta de El Salvador

En marzo de 2017 fui requerida, cual reina patronal, para colaborar con mi bella y melodiosa voz en el proyecto Se Oye Libre, una iniciativa para escucharnos y divulgar los trabajos de los capítulos de Creative Commons Latinoamérica. Este mes fue el turno de Chile y El Salvador.

¿Qué hago yo ahí? Buena pregunta. Para empezar, mi voz es lo único dulce y cálido que tengo, así que esa sería razón suficiente para incluirme. Sin embargo, de Creative Commons El Salvador me pidieron leer uno de mis textos en Cumbiarengue, mi blog en El Faro, dado que todos los contenidos creados en esas plataformas están publicados bajo ese tipo de licencia.

La idea de Se Oye Libre me gusta mucho porque Latinoamérica es una maravilla del Colonialismo: imaginate cuántos y cuán distintos somos y a pesar de ello nos entendemos gracias al poder de la homogenización de la lengua continental por parte del Invasor. Mi español plagado de nahuatismos no es el mismo del del chileno mapuche, pero nos oímos y nos entendemos y eso es tan bonito que resulta conmovedor. Nada me gusta más que oír acentos bailando.

A mí puede encontrarme en este audio a partir del 12:30. Mire, hasta le hice la tarea y justo ahí arranca si le da Reproducir. Solodeveniratraer le ha quedado este bolado:

Si quiere descargar el audio, puede hacerlo desde acá.